Carlos Enrique Gabaldón Vivas: Ferrocarril Bolívar, el inicio de los caminos de hierro

Carlos-Enrique-Gabaldón-Vivas-Ferrocarril-Bolívar-el-inicio-de-los-caminos-de-hierro

El Ferrocarril Bolívar trajo el progreso y medio de transporte para el comercio internacional, adelantos tecnológicos que se conocieron gracias a los caminos de hierro que cambiaron el intercambio comercial a lomo de mulas; el tramo inicial fue inaugurado desde las Minas de Aroa y funcionó desde 1877 hasta 1954.

El primer ferrocarril de Venezuela

El tramo inicial del Ferrocarril Bolívar fue inaugurado desde las Minas de Aroa por el presidente Antonio Guzmán Blanco el 7 de febrero de 1877, quien fue el primero en pisar la escalerilla del vagón especial, donde transitó el Ferrocarril Bolívar construido por los ingleses, iniciando de esta forma el primer sistema ferroviario del país.

El mandatario llegó a Tucacas para abordar el vapor Bolívar, acompañado de ministros alemanes y españoles, además de personalidades de la sociedad venezolana como:

  • H. L. Boulton.
  • Carlos Hans.
  • H. Valentiner.
  • Gustavo Vollmer.
  • J. Rol.
  • General Lino Duarte Level.

De esta forma, el primer tren de América del Sur recorrió la línea férrea hasta la estación de Palma Sola, conduciendo al presidente y su comitiva. Fue construido por ingleses, en octubre 1873 por la compañía inglesa New Quebrada Company Limited, y cuatro años después ya unía el puerto de Tucacas con las minas de cobre de Aroa.

Carlos-Enrique-Gabaldón-Vivas-Ferrocarril-Bolívar-el-inicio-de-los-caminos-de-hierro
Puente Arenaza Km 40,600 del Ferrocarril Central de Venezuela 1919 – Pinterest Patrimonio Cultural Ferroviario Venezolano

Para la construcción del Gran Ferrocarril de Venezuela, asumida por los alemanes, se inyectaron 79 millones de bolívares, que también reflejó el empeño de Guzmán Blanco de abrir las puertas a la inversión extranjera, y que atravesó un recorrido de 232.04 kilómetros que comprendió al estado:

  • Falcón.
  • Yaracuy.
  • Lara.
  • Carabobo.

Posteriormente, en 1891, esta vía abriría el camino al mar Caribe desde Barquisimeto, para llevar sus productos agrícolas, en el ramal Barquisimeto – El Hacha, de 163 kilómetros, reduciendo el tiempo a nueve horas de recorrido, a la velocidad de 20 km/h, cuando los agricultores se tardaban meses en caminos de ruecas; fue inaugurado por el presidente Raimundo Andueza Palacio.

La infraestructura ferroviaria nació para cubrir la necesidad de transportación del cobre, aunque décadas posteriores, se adaptaría para llevar y traer pasajeros desde sus distintas estaciones, atravesando los poblados de Palma Sola, Aroa, y Tucacas en Falcón, así como las de Yaracuy, Lara y Carabobo.

Carlos-Enrique-Gabaldón-Vivas-Ferrocarril-Bolívar-el-inicio-de-los-caminos-de-hierro
Antigua Estación del Ferrocarril Bolívar – Pinterest Patrimonio Cultural Ferroviario Venezolano

Carlos Enrique Gabaldón Vivas: Antigua Estación del Ferrocarril

Se encontraba cercana al poblado de Santa Bárbara, compuesta por edificaciones aisladas y considerablemente separadas una de otra, una se encuentra en una estructura de dos plantas, que posee una hilera de columna en sus laterales, que rodean un espacio de menores dimensiones y sirve de soporte a la segunda planta, una estructura de balcones y columnas en sucesión, techo de dos aguas de estructura de madera cubierta de tejas y láminas metálicas. 

A 300 metros se encontraba la otra edificación, más elevada de cinco plantas, funcional y sencilla, con una garita que servía de acopio de los productos agrícolas que se producían en la zona y que eran transportados a otras regiones gracias al ferrocarril. En ambas edificaciones se encontraban las oficinas del ferrocarril y el área de descanso y espera de los trabajadores de la empresa.

Esta antigua estación fue parte de la confluencia industrial y comercial de lo estados Falcón, Yaracuy, Lara y Carabobo, a través de la vía férrea de 232,04 kilómetros de extensión. Esta estructura representa el dramático adelanto tecnológico que a finales del siglo XIX y primera mitad del XX recortó caminos y tiempo al comercio del cobre, y luego todo tipo de mercancías; así como el traslado de pasajeros en el occidente de Venezuela.

Los pasajeros tenían salida los días lunes y jueves a las 7:00 de la mañana con llegada a Tucacas a las 5:00 de la tarde. Allí llegaban para partir a primera hora de la mañana de ese otro día hasta Puerto Cabello, en donde también se tenía que hacer una parada hasta el día siguiente con destino a Caracas.

Además de Tucacas, a lo largo de la línea férrea, se establecieron las estaciones de:

  • Santa Bárbara.
  • Alambique.
  • Palma Sola.
  • Yumare.
  • El Hacha.
  • La Luz.
  • Boquerón, en donde existía un registro de pasajeros que abordaban la vía.