Carlos Enrique Gabaldón Vivas: Transporte de los productos refinados de hidrocarburos

Carlos-Enrique-Gabaldón-Vivas-Transporte-de-los-productos-refinados-de-hidrocarburos

Luego de terminado el proceso de refinación inicia la fase de transporte a todos los lugares destinados para su suministro, en esta oportunidad Carlos Enrique Gabaldón comenta sobre las diferentes formas de transportar el petróleo y sus derivados para su suministro final.

A nivel mundial el petróleo se mueve a través de oleoductos y buques tanques, que representan kilómetros y kilómetros de tubos que llevan el crudo para su refinación, y barcos colosales que transportan el crudo a refinerías para su proceso de refinación a nivel global, haciendo posible su utilización con sus diferentes derivados.

Del barco de vela a los buques superpetroleros

Las primeras embarcaciones utilizadas para transportar petróleo aparecieron en la segunda mitad del siglo XIX, y fueron veleros que se habían instalado depósitos metálicos. En el año 1860 se transportaba el cargamento por medio de trenes, generando un conflicto entre las compañías petroleras y de transporte lo que contribuyó a la creación de oleoductos, en Estados Unidos.

Para 1866 se estableció el uso del barril como símbolo y referencia de volumen de la industria petrolera, al adoptarse la regla de Virginia Occidental, que establecía el transporte en este recipiente hermético fabricado en madera, capaz de contener 40 galones y dos galones más a favor del comprador como un plus.

El año 1886 entró en servicio el primer barco especialmente diseñado y construido para el transporte del petróleo. La longitud de los barcos fue aumentando progresivamente al largo de los años, y actualmente ya superan los 300m, tres veces más a la que tenían a finales del siglo XIX.

Carlos Enrique Gabaldón Vivas: Transporte de petróleo y sus derivados

Hoy en día, la totalidad de los de los productos refinados de hidrocarburos se transporta por diversas vías:  

1. Por vía terrestre

A través de los oleoductos o pipe-lines, que son conductos de más de un metro de diámetro y centenares de kilómetros de longitud, a través de los cuales es impulsado el aceite mineral. El ensamble de oleoductos abarca países completos. 

El más largo del mundo es el lo encontramos en Druzhba en Rusia, que interconecta todo el país, desembocando en el Océano Pacífico, Océano Índico, Mar Mediterráneo y llegando hasta Alemania y Polonia, con una longitud aproximada de 4000 Km y una capacidad de transporte de 1.4 millones de barriles de petróleo al día.

Los oleoductos se emplean para el transporte del petróleo a grandes distancias, y son la manera más rápida de transportar grandes cantidades de crudo y derivados en tierra o en agua. Además, tienen un coste menor por unidad y también mayor capacidad.

Un poliducto es básicamente lo mismo que un oleoducto, pero por definición se trata de una línea de tubería que se utiliza para transportar diferentes tipos de hidrocarburos como petróleo, gasolina, nafta, gas, biobutanol, etc. Se denominan gasoductos a las tuberías que se emplean para el transporte del gas natural.

Carlos-Enrique-Gabaldón-Vivas-Transporte-de-los-productos-refinados-de-hidrocarburos

2. Por vía marítima

Buques – tanques que pueden contener hasta 500.000 toneladas conocidos como superpetroleros. Por los oceános navegan constantemente una flota de petroleros con una capacidad de más de 250 millones de toneladas de crudo de petróleo, son los levitán de los mares. 

Estas enormes embarcaciones van donde los oleoductos no pueden, recorriendo mares y océanos, transportando el petróleo a lugares remotos o a países de difícil acceso. El buque tanque más grande del mundo es el AbQaiq que puede transportar 2 millones de barriles de petróleo.

Un volumen sustancial del petróleo que llegá a los mercados es transportado por buques tanque. Comparados con las embarcaciones que transportan pasajeros, los petroleros pueden parecer pequeños, pero los buques-tanque más grandes pueden movilizar más de medio millón de toneladas. En general, los petroleros superan en carga a todos los navíos en navegación.

Los buques petroleros llevan las máquinas propulsoras ubicadas en la popa, para evitar que el árbol de la hélice atraviese los tanques de petróleo y como medida de protección contra el riesgo de incendios. También se ubican hacia la popa el puente de mando y los alojamientos de la tripulación.

Este sector está separado de los tanques por compartimientos estancos, espacios huecos que a manera de tabiques extendidos de una a otra banda ofrecen protección adicional. Otro compartimiento similar separa la sección de proa del conjunto de tanques.

Carlos-Enrique-Gabaldón-Vivas-Transporte-de-los-productos-refinados-de-hidrocarburos
  • Tipos de buques tanque:
    • ULCC (Ultra Large Crude Carrier), capacidad 500.000 toneladas.
    • VLCC (Very Large Crude Carrier), capacidad de más de 300.000 toneladas.
    • Suezmax, (tamaño justo para navíos por el Canal de Suez), capacidad de entre 125.000 y 200.000 toneladas.
    • Aframax (Average Freight Rate Assessment), capacidad de entre 80.000 y 125.000 toneladas.
    • Panamax, (tamaño justo para navegar por el Canal de Panamá), capacidad de entre 50.000 y 79.000 toneladas.

La flota mercante venezolana cuenta con una división espacial, dedicada a la industria petrolera (PDV Marina) que consta de 42 buques de tipo Panamax, asegurando que el petróleo llegue a su destino final.

Carlos-Enrique-Gabaldón-Vivas-Transporte-de-los-productos-refinados-de-hidrocarburos

3. Camiones cisternas

Son transportes especiales que finalmente entregan el producto refinado a su destino final, por ejemplo las estaciones de servicio reciben la gasolina en estos trasnportes. La distribución de productos petroleros, especialmente los combustibles para automóvil, el gas y el kerosene para aviación, exigen para su distribución hacia el consumidor final:

  • Complejos sistemas de poliductos.
  • Plantas terminales de almacenaje que lo reciben.
  • Camiones de transporte especiales.

Los camiones cisterna generalmente tienen una gran capacidad de carga de combustibles (decenas de miles de litros) y están dotados de sistemas especiales para la recuperación de gases y dispositivos electrónicos que permiten medir permanentemente la carga de combustibles recibida, en tránsito y despachada.